miércoles, agosto 18, 2004

Por qué no hablamos inglés

No hablamos inglés por la misma razón por la que escondemos nuestros genitales. Nuestro inglés es una polla diminuta. Es una polla tan pequeña que nos da miedo que se confunda con un coño. ¡No es un OSO! ¡Es una CERVEZA! Claro que a veces nos emborrachamos y nos sacamos la minga y conseguimos mear dentro de la taza. Borracho se conduce mejor